Compatibilidad Cáncer y Cáncer


Cáncer y Cáncer – Compatibilidad: Alta

Cáncer, signo de agua. Una pareja formada por Cáncer y Cáncer es una pareja muy solida y se caracteriza por ser muy luchadores, por mal que se pongan las cosas, esta pareja no se va rendir y lo va a dar todo por seguir adelante. No se desmoralizan con facilidad y cuando está en juego su bienestar pelean hasta el final.


Cáncer y Cáncer en el trabajo

Cáncer, signo cardinal, es un trabajador constante y que se toma muy en serio su trabajo. Cáncer en el trabajo es muy responsable y pocas veces defrauda.

Cáncer ademas de ser constante en su trabajo, es muy hábil con las finanzas. Cuando dos Cáncer trabajan juntos es difícil que se salgan del presupuesto.

Lo principal para que esta pareja lo dé todo en el trabajo, es la motivación. Es muy importante que Cáncer este animado y tengas de hacer el trabajo. Si lo encuentra interesante, Cáncer se volcará de inmediato en sus tareas, pero si por el contrario lo encuentra aburrido… lo mejor es que le asignen otra cosa antes de que pierda por completo de vista los objetivos y empiece a trabajar sin rumbo fijo y sin ganas.


 

Cáncer y Cáncer en la amistad

La pareja formada por Cáncer y Cáncer es muy sólida pero a la que le cuesta tiempo establecerse.

Cáncer, de carácter reservado no se abre con facilidad a la gente y mucho menos si los acaba de conocer. Primero analizan  a las personas y cuando ya confían en ellas entonces sí que lo dan todo.

Cáncer es un signo de naturaleza leal en el que se puede confiar. Si tienes un problema y Cáncer te puede ayudar, no tengas la mínima duda en que estará allí para ayudarte en lo que sea.

Cáncer puede ser muchas cosas, pero no es un signo que abandone a sus amigos.


 

Cáncer y Cáncer en el amor

La relación sentimental entre Cáncer y Cáncer viene marcada por dos palabras: Lealtad y devoción.

Cáncer es un signo que lleva el romanticismo por bandera, y tiene una sensualidad que atrae a primera vista. Se sienten cómodos en la seguridad de su casa, y hacen de su hogar su fortaleza. Allí pasan las horas solos o acompañados y todo el mundo es bienvenido, eso sí, siempre que vengan con buena voluntad.

En el hogar de Cáncer se siguen las reglas de Cáncer, y si no, ya saben donde está la puerta.

De vez en cuando, Cáncer se alejará sin hacer ruido y pasara un rato en soledad. Es su manera de liberarse de las tensiones y de recuperar fuerzas para seguir andando el camino.

La fuerza con la que Cáncer vive las emociones, en ocasiones le puede traer problemas. Si se deja arrastrar por ellas y no las controla puede acabar haciendo daño a su pareja. Cáncer cuando se enfada puede ser bastante manipulador y cruel.

Cuando un Cáncer abre sus pinzas, prepárate…

Pero bueno, Cáncer sabe perdonar y no hay mejor manera de hacerlo que entre las sábanas. Cuando Cáncer y Cáncer se juntan en la intimidad los problemas desaparecen y la magia inunda la habitación.

  • 1185