Compatibilidad Leo y Escorpio


Leo y Escorpio – Compatibilidad: Baja

Leo, signo de fuego. Escorpio, signo de agua. Leo y Escorpio son dos signos dominantes, fuertes, intensos y orgullosos. Plutón, regente de Escorpio dota a este signo de agua de la pasión e intensidad de un signo de fuego.

El dramatismo marca con fuerza los encuentros entre estos dos titanes del zodiaco.


Leo y Escorpio en el trabajo

La relación entre Leo y Escorpio en el trabajo es una lucha de poder constante. Sus batallas son temibles por su dureza.

Ambos signos son líderes natos, algo tercos y tienen mucho carácter. Al mínimo roce que ocurra entre estos dos signos del zodiaco la guerra está más cerca de producirse.

Esta pareja funciona mejor en proyectos a corto plazo. Cuanto menos tiempo pasen juntos, mejor.

Si Leo y Escorpio unen sus fuerzas forman una pareja temible, capaz de llevarse por delante lo que venga de un plumazo. Los dos trabajan muy duro para conseguir los mejores resultados.


 

Leo y Escorpio en la amistad

Leo y Escorpio viven una amistad basada en la lealtad y la fidelidad pero es una relación que se mantiene con mucho esfuerzo por arte de ambos.

Estos dos signos encuentran difícil entenderse porque ambos son orgullosos e individualistas.

A Leo le gusta llamar la atención y que le admiren y eso Escorpio no lo soporta. Escorpio a veces es algo inexpresivo y acumula el dolor hasta que lo suelta en forma de ira en el momento que más daño puede hacer, y eso es algo que Leo no tolera.

Para que esta relación de amistad sea larga y duradera han de basarla en el respeto mutuo y han de tolerar las notables diferencias que existen entre ellos. Han de darse apoyo y no utilizar los puntos débiles del otro para tratar de hundirlo.


 

Leo y Escorpio en el amor

Leo y Escorpio son dos signos muy intensos, posesivos y pasionales que jamás perdonarán una traición. Jamás!

En esta pareja se da una mezcla explosiva que son los coqueteos y saliditas de Leo y la intuición unida a los celos de Escorpio.

Esta pareja es muy proclive a ver fantasmas donde no los hay, y eso crea desconfianza, algo que desgasta muy rápido una pareja y la lleva directamente a su destrucción.

Los asuntos de pareja los discutirán en casa. Leo para no dañar su imagen y Escorpio para preservar su intimidad.

En la intimidad es donde mejor sintonizan Leo y Escorpio. Sus relaciones son intensas y apasionadas. Llenas de atracción física.

Si la cosa acaba mal, el más rencoroso será Escorpio, que lleva el veneno en su aguijón. Se lo guardará y servirá bien fría su venganza.

Leo, que se sentirá herido dónde más le duele, sacará su orgullo delante de todos para dejar claro que no fue su culpa aunque lo fuera y dejar a Escorpio en peor lugar.

Ninguno se declarará culpable del fracaso y aunque no lo quieran reconocer, está claro que es culpa de los dos.

  • 2847