Compatibilidad Virgo y Leo


Virgo y Leo – Compatibilidad: Baja

Virgo, signo de tierra. Leo, signo de fuego. Signos con relaciones complicadas. Vecinos en el zodiaco.

Leo, puro fuego, enérgico y brillante. Virgo, sensato y humilde. Virgo y Leo, uno espontaneo y explosivo, el otro reservado y tranquilo. Esta relación entre estos dos signos del zodiaco es todo un reto


Virgo y Leo en el trabajo

Aunque Leo y virgo no sean los mejores compañeros de trabajo, su relación es cordial y tranquila.

Leo quiere ser el protagonista, por algo es un líder. Virgo le dejará hacer, a Virgo le preocupa más el resultado que el logro individual.

Leo organizará el trabajo, y Virgo se empleará a fondo como buen signo de tierra.

Algo que puede incendiar esta relación son las críticas. Virgo, que es muy perfeccionista cuando algo no le convence no se puede estar callado y Leo que tiene un genio y un ego muy subido, a la mínima que le llevan la contraria desatará su furia sin pensarlo.

Lo mejor para que haya paz es que cada uno vaya a lo suyo y no se metan mucho en el trabajo del otro.


Virgo y Leo en la amistad

Virgo y Leo son bastante diferentes y crear lazos de unión entre ellos es largo y costoso. Estos dos signos del zodiaco no sintonizan muy bien de primeras.

Son signos con tantas diferencias que es difícil encontrar algo que les una y les haga avanzar en la misma dirección. Otra barrera es que debido al carácter de ambos son propicios a derribar lo poco que han construido con sus discusiones y peleas. Virgo y Leo es un constante volver a empezar y así no se puede.

Si los dos ponen de su parte y consiguen entenderse, ambos pueden aprender mucho el uno del otro.

Leo puede contagiar a Virgo su alegría y espontaneidad, su manera alegre y valiente de ver la vida, a rebajarle su obsesión por el trabajo.

Virgo puede enseñarle a Leo a ser más práctico, a enfocarse un poco más y apreciar las cosas sencillas y ser más humilde.


Virgo y Leo en el amor

Virgo y Leo en el amor es donde peor combinan. Cuando Leo y Virgo se conocen es raro que salte la chispa y si salta es posible que ni llegue a encender la llama.

En relaciones cortas la pareja Leo y Virgo es donde mejor funciona. Leo alegra los días de Virgo y los llena de vitalidad. Virgo aporta estabilidad y equilibrio a la pareja.

Según pasan los días surgen los roces y la relación se va deteriorando. Virgo que no sabe estar callado, le recriminará a Leo sus coqueteos y su prepotencia. Leo si se siente atacado, rugirá y defenderá su postura sean cual sean las consecuencias.

Cada día que pasa se hacen más visibles las diferencias entre estos dos signos.

Lo único que puede unir a esta pareja es el amor más puro, dónde ambos se olvidan del mundo exterior y solo importan ellos como pareja.

En los encuentros íntimos es la única faceta en la que Virgo y Leo se compenetran muy bien. Virgo se derrite por el calor y la pasión de Leo y Leo se deja arrastrar por la belleza y seducción de Virgo.

  • 1371