elemento tierra signos zodiaco

ELEMENTO TIERRA


Los signos que pertenecen al elemento tierra son: Tauro, Virgo y CapricornioTodos los signos de tierra son negativos (introvertidos).

El elemento tierra representa el cuerpo físico, la materia, el realismo, el trabajo concreto y las propiedades materiales como también, en sentido disonante, la usura, el apego a la materia, la frialdad sentimental, el escepticismo ante los temas espirituales y la tosquedad de costumbres.

El tipo superior del elemento tierra es práctico, realista, firme, disciplinado, trabajador, responsable y estable de carácter.

El ser inferior del elemento tierra es adorador de lo material, falto de sensibilidad, frío, rígido, tosco, escéptico, poco pensador y apegado a los placeres sensuales que proporcionan la satisfacción de las necesidades básicas humanas.

La tierra es el elemento más denso de los cuatro, siendo muy poco compresible (inflexible) y estable (constante).

En lo espiritual, representa las correctas atenciones que necesita el cuerpo físico, así como la necesidad de obrar en la materia y moldearla, es decir, simboliza las ansias de materializar el ideal (fuego), los proyectos (aire) y los sentimientos (agua).

La tierra es, por tanto, el sustento de cualquier actividad de la vida pero, cuando el ser se apega a ella, puede quedar enterrado entre tanto materialismo y usura.

Entonces sólo importan el dinero, las satisfacciones de las necesidades primarias y el poder material, quedando el espíritu verdaderamente crucificado en la materia.

Las pruebas o experiencias duras que presenta el elemento tierra son: penurias económicas, escasez material, engaños relacionados con el dinero, trabajo duro sin recompensa económica suficiente, enfermedades físicas, limitaciones del cuerpo físico, ruina, etc.

Las experiencias felices relacionadas con la tierra son: seguridad material, suficiente remuneración económica, trabajo llevadero, adecuada resistencia del cuerpo físico, adquisiciones de propiedades, etc.


Las personas del elemento tierra son personas de relación inmediata con el mundo de la realidad material. El elemento tierra configura un ser de la realidad y de la acción en este mundo. Su fin es ahondar en el mundo terrestre, pero éste opone por propia naturaleza una resistencia importante.

De los tres signos de tierra, cada uno tiene una misión en el acto real y simbólico de la agricultura: Capricornio (cardinal o de iniciativa) se encarga de introducir la semilla, Tauro (fijo o conservador) abona y cuida el suelo y, Virgo (mutable o móvil), representa la cosecha y su utilización.

El elemento tierra hace sus juicios de valor a partir de los hechos y realidades del mundo externo o material. Este mundo exterior es, pues, lo único real.

La experiencia y la historia de las cosas cobran una importancia capital.

En la parte sentimental, la persona de tierra no tiene tendencia a sumirse a los afectos, pues su contenido está bastante mezclado con las sensaciones corporales por lo que, la sensualidad, es básica en la vida psíquica y emocional de estos individuos. El tipo de tierra parece frío en su vida sensible y no muestra tendencia a tomar en cuenta los sentimientos de los demás.

Muchas veces el ser de tierra no da valor a la piedad, sea la propia o la ajena. En su mundo mental se orienta también a la realidad exterior, que es la única que puede dar medidas objetivas y científicas. De ahí que el tipo terráqueo duda antes de su propia existencia que de la del mundo exterior, pues la existencia de ese mundo exterior queda probada por el testimonio de sus sentidos. De este énfasis surgen las ciencias experimentales.

Además del gusto por la historia, este elemento se interesa por las ciencias naturales descriptivas. En el orden mental, nace la psicología empírica y, en general, la historia de la filosofía, de la religión, del arte, de la civilización, etc.

En el aspecto artístico, el elemento tierra quiere una ley estética clásica, tratando de evitar cualquier tipo de arte sugestivo o imponderado. Es el aficionado al arte clásico. En lo que respecta a lo moral, este tipo juzga de acuerdo al hecho realizado y sus consecuencias, sin detenerse en el conflicto, ni los propósitos, ni pasiones, etc. que movieron al acto en sí. Por ello, el elemento tierra es responsable de sus acciones y tiene confianza en un ordenamiento jurídico humano.

  • 3820